TV en vivo

E484K: la mutación del COVID-19 que pone en duda la eficacia de las vacunas

13.01.2021

Aunque la variante inglesa del COVID-19 concentra ahora todas las miradas, los científicos están sobre todo preocupados por una mutación presente en otras versiones del virus, como las detectadas en Sudáfrica y Brasil.

A medida que crece la preocupación por las variantes de propagación más rápida del coronavirus del SARS-CoV-2, los laboratorios de todo el mundo se apresuran a desentrañar la biología de estos virus. Los científicos quieren entender por qué las variantes identificadas en el Reino Unido y Sudáfrica parecen estar propagándose tan rápidamente, y si podrían disminuir la efectividad de las vacunas o superar la inmunidad natural y provocar una oleada de reinfecciones.

La llamada mutación E484K, potencialmente capaz de volver menos eficaces las vacunas actuales, "es la más preocupante de todas" respecto a su impacto en la respuesta inmunitaria, afirma a la AFP Ravi Gupta, profesor de microbiología de la Universidad de Cambridge. 

Las variantes son versiones diferentes del coronavirus inicial que aparecen con el tiempo, a medida que el virus muta, cosa que sucede cuando se replica.  

Hasta ahora, se habían observado múltiples mutaciones del SARS-CoV-2, la mayoría sin consecuencia. Pero otras pueden mejorar su supervivencia, por ejemplo, volviéndolo más contagioso.       

Las variantes que emergieron en Reino Unido, Sudáfrica, Brasil y Japón –este último con la llegada de una familia procedente del gigante sudamericano–, tienen en común una mutación llamada N501Y, que explicaría su mayor transmisibilidad. Esta se sitúa en la proteína "spike" del coronavirus, una prominencia que le permite penetrar en las células. 

Una enfermera en la sala de aislamiento del Hogar de Ancianos de Kensington, en Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

El organismo parece reconocer menos el virus 

Pero para la mutación E484K, pesan otro tipo de sospechas. Unos test en laboratorio mostraron que, con esta, el organismo parece reconocer menos el virus, disminuyendo por tanto su neutralización por parte de los anticuerpos. 

Esta mutación "podría ayudar al virus a sortear la protección inmunitaria adquirida por una infección anterior o por la vacunación", según el doctor François Balloux, del University College de Londres, citado por el organismo británico Science Media Centre. Esta "evasión inmunitaria" potencial podría por tanto tener un impacto sobre la eficacia de las vacunas, según los científicos.  

Eficacia contra la mutación N501Y, pero ¿también con la E484K? 

El 8 de enero, BioNTech y Pfizer, fabricantes de la principal vacuna administrada en el mundo, aseguraron que esta es eficaz contra la mutación N501Y, pero sus análisis no versaron sobre la E484K, por lo que persisten las dudas sobre este punto.  

Por otro lado, un estudio publicado el 6 de enero dio cuenta del caso de una brasileña enferma de COVID en mayo y que volvió a contagiarse en octubre con una variante portadora de la mutación E484K. 

Esta segunda infección, más grave que la primera, podría indicar que la mutación provocó una respuesta inmunitaria menos eficaz de la paciente. Sin embargo, por ahora nada indica que la E484K baste para que estas variantes se vuelvan resistentes a las vacunas actuales, según los científicos.  

12:35 Minutos
| 08.01.2021

Covid: el reto sanitario sin precedentes

"No creo que esta mutación por sí sola sea problemática"

Incluso si se demuestra que con esta mutación el organismo reconoce menos el virus, otros componentes de las variantes deberían seguir estando al alcance de los anticuerpos. "Incluso si se pierde en eficacia, normalmente seguirá habiendo una neutralización del virus", indica a la AFP Vincent Enouf, del Centro Nacional de Referencia de Virus Respiratorios del Instituto Pasteur de París.

"No creo que esta mutación por sí sola sea problemática para las vacunas", según el inmunólogo Rino Rappuoli, investigador y responsable científico del gigante farmacéutico GlaxoSmithKline (GSK).

Este experto confirmó un estudio publicado el 28 de diciembre, cuyo objetivo era observar en laboratorio la emergencia de una variante, al dejar durante varias semanas el virus en presencia del plasma de un paciente curado del COVID-19. 

Después de menos de tres meses, apareció una variante resistente a los anticuerpos: era portadora de tres mutaciones, entre estas, la E484K. "Hay que desarrollar vacunas y anticuerpos capaces de controlar las variantes emergentes", concluye el estudio. 

Para Gupta, la mutación E484K "podría ser el principio de los problemas" para las vacunas. "Por ahora, todas (las vacunas) deberían ser eficaces, pero lo que nos preocupa es la perspectiva de futuras mutaciones que se sumarían" a las ya existentes, según este especialista, que insta a "vacunar lo más rápidamente posible en todo el mundo".

FEW (AFP, Science, CNN)

Wuhan, a un año del comienzo de la pandemia
Hombro con hombro en mercados repletos

Wuhan estuvo confinada durante cerca de 11 semanas tras convertirse en el primer foco mundial del coronavirus. Hasta mediados de mayo, 50.000 de los 80.000 casos reportados oficialmente en China estaba ubicados en Wuhan. Pero hoy la vida ha retornado casi totalmente a la normalidad en los abarrotados mercados callejeros de la urbe.

Wuhan, a un año del comienzo de la pandemia
Bailando en las calles

Durante el confinamiento, los residentes de Wuhan tenían prohibido incluso salir de sus casas. Ahora, pueden darse el gusto de bailar juntos en el parque. Según datos de la agencia de noticias Reuters, no ha habido casos de transmisión local del virus desde hace varios meses.

Wuhan, a un año del comienzo de la pandemia
¿Zona cero del coronavirus?

Verduras y todo tipo de carnes -incluso de animales salvajes- solían venderse en este húmedo mercado, que cerró sus puertas en 1 de enero de 2020 luego de que se detectara una misteriosa enfermedad pulmonar cuyo origen tuvo lugar, según los expertos, en este lugar. Los científicos aún no han podido determinar cuál fue el rol exacto del mercado en la propagación del virus, si es que tuvo alguno.

Wuhan, a un año del comienzo de la pandemia
Sector culinario en riesgo

Antes de la pandemia, Lai Yun solía comprar los productos para su restaurante japonés en el mercado cubierto. "Dejaba a los niños en el colegio, desayunaba e iba al mercado", dice este hombre, de 38 años. Desde la reapertura de la vida, en junio, tiene que buscar los ingredientes en distintos lugares de la ciudad, pagando hasta 5 veces más. "Nuestra meta para 2021 es sobrevivir", dice.

Wuhan, a un año del comienzo de la pandemia
No más productos frescos

Aunque la planta baja del mercado cubierto de Wuhan permanece cerrada, el segundo nivel fue reabierto. Allí, sin embargo, la mayor parte de las tiendas vende anteojos y otros productos ópticos. "Alguna gente tiene un sentimiento extraño, pero el primer nivel es ahora solo un edificio vacío", dice una de las vendedoras, que prefiere no identificarse.

Wuhan, a un año del comienzo de la pandemia
Vendedores en las calles

Desde que el mercado cerró, algunos vendedores han comenzado a comercializar carne y otros productos frescos en las calles. Si bien usan mascarillas y guantes, algunos podrían decir que no se cumplen los más mínimos estándares de higiene. Debido a la pandemia, el mercado cubierto fue duramente criticado por sus problemas sanitarios.

Wuhan, a un año del comienzo de la pandemia
Un payaso sin mascarilla

La mayoría de los vecinos de Wuhan sigue usando mascarillas en público, porque el coronavirus aún no ha sido derrotado y siguen apareciendo nuevos casos en distintos lugares de China. "Mucha gente está empezando a acumular mascarillas, desinfectantes y otros equipos protectores", revela a DW Yen, una profesora de inglés de 29 años. (dz/lgc)

1
| 7